TOP
La fermentación del té más natural y refrescante

Kombucha: una bebida milenaria repleta de beneficios

Hay quienes se refieren a ella como si se tratara de un auténtico elixir y hay quienes consideran que se trata de una moda más dentro de las tendencias de alimentación probióticas. Ni una cosa ni la otra. La kombucha es una bebida de origen chino que en la cultura oriental se consume desde hace cientos de años de manera habitual. No es la panacea a todos los males ni es un producto mágico, pero desde luego presenta grandes beneficios para tu salud y es motivo más que suficiente para darle una oportunidad.

¿De dónde viene la kombucha y por qué se ha hecho tan popular?

Durante la última década los amantes del té y las infusiones han visto como se han ido incrementando progresivamente las opciones que ofrece el mercado para disfrutar de este tipo de bebidas. Sí, es cierto, ¡el té está de moda! Pero eso no es algo negativo sino una gran ventaja para todos los que se han puesto las pilas en esto de la vida saludable. Con la llegada de la kombucha a oídos de Occidente una nueva opción de bebida sana se suma a la lista. No obstante, no tiene nada de novedoso.

Esta ‘gran revelación’ que hemos tenido desde hace poco en estas latitudes del mundo se consumía ya en China ¡hace 2.000 años! Con esta trayectoria no es de extrañar que la receta del té de kombucha se haya ido perfeccionando con el paso del tiempo hasta presentarse en nuestra mesa en su versión más exquisita.

Su popularidad tampoco es algo casual. En Oriente el éxito de la bebida se le atribuye a un médico japonés llamado Kombu que, al parecer, suministraba este elixir a los samuráis antes de que fueran a la lucha. Si hay o no un poco de leyenda en todo esto es algo que nos podríamos cuestionar. Sin embargo, no se pueden cuestionar los beneficios de esta bebida, que son el principal motivo de que se haya extendido con tanto éxito a otros puntos del planeta.

Kombucha Onflow aporta beneficios esenciales a tu organismo

Propiedades y beneficios de la kombucha

Con esta historia y este nombre tan peculiar, el té de kombucha no necesita un gran trabajo de promoción para convencer a los consumidores. Pero más allá de esos aspectos superficiales hay que valorar esta bebida por lo que realmente es: una excelente manera de proteger tu salud de un modo 100% natural.

Sus beneficios se extienden a diversas partes del organismo por lo que podría considerarse una de las infusiones más completas desde el punto de vista de la salud. Entre algunas de las aplicaciones y ventajas más populares de la kombucha destacan:

  • Mejora de las digestiones pesadas gracias a sus propiedades probióticas
  • Alto contenido en antioxidantes
  • Alivio del dolor en procesos inflamatorios
  • Ayuda a la desintoxicación de la sangre y el hígado
  • Incrementa la respuesta del sistema inmunológico
  • Rico en vitaminas B y ácido fólico que favorecen a la regeneración celular

¿Qué es exactamente la kombucha y a qué sabe?

La kombucha o té de kombucha es en esencia una infusión que se obtiene mediante un proceso previo de fermentación. Se puede consumir de muchas maneras, no sólo como infusión o bebida refrescante sino mezclada con zumos u otras bebidas, en adobos para alimentos e incluso en salsas o aderezos para ensaladas. Se trata por lo tanto de un producto versátil y con una gran aceptación en la cocina moderna.

El proceso de elaboración, las bacterias y levaduras empleadas, la temperatura y sobre todo el tiempo de fermentación influirán de manera decisiva en el sabor de la kombucha. De modo muy general se podría decir que esta bebida tiene un sabor agridulce, más suave y dulce tras un proceso de fermentación corto (en torno a los 5 – 10 días) y más avinagrado en fermentaciones prolongadas (hasta las 4 semanas). Al ingerirlo produce un agradable hormigueo en la boca y su sabor y textura dejan un buen recuerdo tanto en la lengua como en el paladar.

Hace posible que la kombucha sea efectiva

SCOBY: el secreto de una bebida repleta de ventajas

Hablar de kombucha es hablar de SCOBY, el cultivo simbiótico de bacterias y levaduras que constituye la base de su elaboración. SCOBY (acrónimo del inglés Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast) es un pre-fermento que junto al té y el azúcar se emplea en la preparación de la kombucha. Ésta es el resultado de un proceso de fermentación pausado que no afecta en absoluto a las propiedades naturales del té empleado sino que además le aporta nuevos beneficios.

Entre una opción de bebida refrescante 100% natural y una elaborada de manera poco transparente mediante químicos y conservantes, ¿tú con cuál te quedas? El té de kombucha no es una moda. Es la alternativa que todos estábamos esperando para mantener una dieta variada y apetecible sin tener que renunciar al sabor de lo natural.

4.6/5 - (9 votos)